Consejos básicos para prevenir caídas

Cuando llegamos a la tercera edad, nuestra capacidad de “aguantar los golpes” se ve mermada por el desgaste de nuestros huesos, la falta de musculatura y otros factores. ¿Queréis algunos consejos básicos para prevenir caídas? Sigue leyendo.

Debemos ser conscientes de que, una caída para una persona mayor, no es lo mismo que para otra mas joven. Si sumamos a la ya disminución de posibilidades propias de la edad, una caída fortuita, ésta puede suponer una perdida de calidad de vida total o parcial e incluso, en algunos casos, la muerte.

La rotura “más común” suele ser la de la cadera. Una fractura que lleva consigo una serie de posibles complicaciones como son operaciones, dolores fuertes, úlceras, etc…

Al 100% no se puede impedir que nuestro familiar no sufra una caída pero, podemos seguir una serie de consejos básicos para prevenir caídas.

El calzado

Cómodo, sí, pero evitando siempre chanclas o zapatillas parecidas a chanclas. Lo mejor para ellos son zapatillas con suelas de goma antiadherente.

Un inseparable “amigo”

La importancia del uso de bastón, muleta o carrucha es determinante para los trayectos que realicen. Está demostrado que su uso reduce la posibilidad de caídas al aumentar la estabilidad. ¡Hay que concienciarlos! A veces no quieren hacerlo.

Por comodidad, cambiar la bañera por una placa ducha

Para ellos son mas incómodas las bañeras. Le obliga a levantar el pie y en ese momento, pueden perder el equilibrio.

Lo ideal es una placa ducha con suelo antiadherente y, si cabe, una silla de ducha.

Puntos de apoyo en lugares difíciles

En algunas situaciones, es muy recomendable la instalación de pasamanos, sobre todo en escaleras y pasillos largos. Así se evitan posibles traspiés.

Las alfombras son sus enemigas

Si ya para jóvenes y niños son peligrosas por su poca adherencia al suelo, imagínense para ellos. ¡Fuera alfombras! Cuanto mas despejada estén sus habitaciones mucho mejor. Además, intentar en la medida de lo posible que tenga muchos muebles, sillas o accesorios. Es muy típico un tropiezo con una silla o sillón. Cuanto mas recogida y despejada esté la casa, mejor.

Instalación de barandillas en la cama

Muchos ancianos sufren episodios de desorientación debido a diferentes trastornos del sueño o algún medicamento. Una barandilla a tiempo puede evitar una caída.

Instalación de luces que enciendan por detección de movimiento

En algunas situaciones, se producen caídas y traspiés por falta de luz. Hay veces que no se dan cuenta de la falta de luz y simplemente se centran en lo que quieren hacer. Una buena medida contra esto son la instalación de luces que enciendan solas. Suelen ser de fácil instalación y no demasiado caras. Altamente recomendables.

Y siempre:

  • Una buena alimentación
  • Realizar ejercicios básicos para mantener la forma

Servicio de compañía

Si no podéis mantenerlo vigilado todo el tiempo que quisiérais, os recomendamos nuestros servicios de compañía. Su seguridad y atención es nuestra prioridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *